¿Cómo es la ciudad de Nueva York, y cómo serán nuestros próximos viajes?

Acabo de regresar de una estancia bastante inusual en la ciudad de Nueva York, durante la pandemia de Covid-19. La ciudad de Nueva York fue el principal foco de contaminación durante muchas semanas. Las medidas tomadas por las autoridades locales fueron rigurosas, y la situación mejoró. La ciudad es diferente pero resistente.
Aquí explicaré cómo fue mi estancia y cuáles son mis impresiones.

Preparación de la estancia

En tiempos de crisis sanitaria, tuve que adaptar la preparación de mi estancia. Primero, esperé a que el Gobernador de NYC, Andrew Cuomo, levantara su obligación de cuarentena de 14 días para los Californianos. Estableció esta medida conjuntamente con los gobernadores de Nueva Jersey y Connecticut. Plantea que cualquier individuo que viaje desde un estado considerado de riesgo debe permanecer confinado durante 14 días. La lista se actualiza semanalmente, y California ha estado fuera de la lista durante casi un mes.

El 28 de septiembre, Cuomo también recordó que cualquier persona proveniente de un país considerado en riesgo (nivel 3) debe someterse a esta cuarentena. Eso no significa que los viajeros internacionales puedan llegar a territorio americano si respetan esta regla. A solamente 31 países no le atañe tal medida y, por el momento, nadie tiene idea de cuándo se reabrirán las fronteras.

Viendo que el viaje fue confirmado, decidí hacer una prueba de Covid. Con mi seguro de salud, me conecté a la página web alrededor de las 8 am y pedí una cita a las 12:40 pm del mismo día! Al día siguiente tuve un resultado negativo. Así que al menos sé que estaba “sana”.

Como de costumbre, también preparo un itinerario. Es útil en tiempos normales, pero aún más en este momento con los cierres y aperturas de lugares turísticos. Por ejemplo, se suponía que el observatorio One World estaba abierto, y una vez que llegué allí, estaba cerrado.

El viaje en avión y la llegada al aeropuerto

Es esencial saber que no todas las compañías aplican las mismas reglas para garantizar la seguridad de sus pasajeros. Si bien se imponen algunas normas sanitarias, no es obligatorio bloquear una fila o un asiento. Delta, United y JetBlue bloquean el asiento del medio, pero no American Airlines! Aún así tomé esta compañía porque era la más adecuada para mí y ofrecía el viaje más corto.

Los pasajeros deben llevar máscaras en todo momento durante el vuelo, y no hay servicio de comida. Nos dieron una pequeña botella de agua y galletas cuando entramos en el avión. Tomé una precaución extra poniéndome una visera. Tal vez sea inútil, pero viajé más tranquila.

Al llegar al aeropuerto, todos los pasajeros deben rellenar un formulario de salud indicando si tienen algún síntoma o han estado en contacto con alguien que tenga Covid-19. Deben rellenar su información de contacto en una hoja de papel o a través de la página web oficial.
Opté por la segunda opción. Tenía luz verde para mostrársela a los agentes cuando me bajé del avión. Atención, no me eximía de seguir medidas de precaución como llevar una máscara, considerar el distanciamiento social y lavarme las manos con frecuencia. Recibí mensajes de texto y llamadas de los representantes oficiales durante toda mi estancia para asegurarme de que respetaba estas medidas. Incluso me preguntaron si estaba observando la cuarentena, pero no tenía que hacerla.

¿Cómo está Nueva York?

No voy a mentir; sí, la ciudad de Nueva York ha cambiado. Hay menos gente en las calles, y algunos negocios están cerrados.

Es un poco como cualquier otra gran ciudad del mundo. Con las restricciones de viaje y las medidas de cierre, la ciudad se siente vacía. Por otro lado, muchos residentes decidieron volver a sus ciudades de origen para trabajar desde casa y ahorrar en los exorbitantes alquileres de la ciudad de Nueva York.

Los transportes también son bastante vacíos.


Sin embargo, todavía quedan muchos neoyorquinos. También debes saber que las atracciones están empezando a reabrirse. Los museos, por ejemplo, han sido autorizados a abrir desde finales de agosto.
Los restaurantes también están abiertos, ofreciendo comidas al aire libre. Desde el 30 de septiembre, el servicio se permite hasta el 25% de la capacidad del restaurante en la sala. Algunas calles están cerradas al tráfico, reemplazadas por terrazas improvisadas. Con los hermosos días de otoño, esto atrae a la gente. Debo admitir que me gustó este toque europea.


Encontramos dispensadores de gel hidroalcohólico también en todas partes.

E incluso hay máquinas de máscaras y gel. A menudo verán el logotipo de los PPE o Equipos de Protección Personal en lugares como el metro.

La seguridad es un tema preocupante; sin embargo, no me sentí insegura. A veces volvíamos tarde al hotel, y también veíamos el ayutamiento desde el cuarto del hotel. No observamos nada fuera de lo normal. Puede que tuviéramos suerte, pero no encontré la ciudad más peligrosa o más segura que antes.

¿Qué hay de las atracciones?

Los sitios más turísticos empiezan a reabrirse, siguiendo las reglas de las autoridades. También hay marcas en el suelo para que la gente mantenga su espacio como aquí antes de subir al Vessel,

Así como instrucciones para evitar contactos con otras personas y no regresar sobre sus pasos, como aquí en Chelsea Market.


Pero finalmente, diría que es el mejor momento para visitar ciertas atracciones porque no hay nadie. En este momento, hay unas 500 personas al día para visitar la Estatua de la Libertad. Digo esto para aquellos que viven en NY o en los Estados Unidos.


Nos tardamos menos de 10 minutos para subir al Empire State Building alrededor de las 6:00 pm.


Había más gente en el Edge, pero fuimos allí a mitad de la tarde. Además es una atracción nueva.

Para información, compramos un pase de visitas, y no es necesario reservar para las atracciones, incluso en tiempos de pandemia. La única preocupación que teníamos, era que algunas actividades parecían estar disponibles según los sitios web, y al final, estaban cerradas.

¿Cómo serán nuestros próximos viajes a la ciudad de Nueva York?

No tengo una bola de cristal. La ciudad de Nueva York tomó medidas rigurosas para detener la propagación del Covid-19 al principio de la pandemia. Hoy la ciudad empieza a despertar poco a poco. Los brotes locales de las últimas semanas están en zonas residenciales que no son especialmente turísticas.
La crisis sanitaria está exacerbando una situación económica y social, y no sólo en NY. Muchos de nosotros experimentamos los ataques del 11 de septiembre en vivo, y la ciudad se ha recuperado. No dudo que este será el caso después de esta pandemia.

Mientras que algunos lugares han cerrado o están en espera, muchas obras de construcción están en marcha. La ciudad se está preparando para el futuro. Aquí hay un ejemplo con Little Island,

La apertura de nuevas tiendas como la tienda MLB frente al Radio City Music Hall,

O la nueva tienda Krispy Kreme en Times Square.

Desde hace algunos meses, estamos acostumbrados a usar una máscara en nuestras respectivas ciudades, a respetar las medidas de distanciamiento social. Así que, en Nueva York será ciertamente lo mismo en los próximos meses. Siempre y cuando tomemos precauciones, no es “más peligroso” visitar Nueva York que irse de compras.

Conclusión

No me arrepiento de esta estancia, que me hizo descubrir otro NYC. He estado viajando a la ciudad de Nueva York durante los últimos 20 años, he estado en las Torres Gemelas, he visto la Zona Cero, he estado en el Observatorio One World. La ciudad está continuamente renovándose y reinventándose a sí misma. Tengo confianza en el futuro. Por ahora, cuidemos de nosotros mismos, y esperemos que podamos viajar pronto.



Caro

Soy Caroline, he vivido y viajado a muchos países, desde España a México, pasando por Bélgica, Argentina... y obviamente Estados Unidos. Pero fue en Burdeos donde encontré a Alex, decidimos juntar nuestra experiencia sobre Nueva York y proponer nuestros mejores planes para que organicen su próximo viaje a la maravillosa ciudad que nunca duerme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *