Serendipity 3, un dulce paraíso en Nueva York

¿Saben que significa serendepia? Es un hallazgo o descubrimiento afortunado. ¡Y eso es exactamente lo que define a Serendipity 3! Desde su creación en 1954 y hasta hoy, su lema es sorprender sus sentidos, ¿Se atreven a probar?

Historia de Serendipity 3

Tres co-locatarios con problemas financieros, residentes de Nueva York que vivían con la esperanza de algún día volverse famosos, decidieron abrir un café. Estamos hablando de Calvin Holt, Patch Caradine y Stephen Bruce, bailarines que jamás imaginaron que el pequeño café se volvería una institución Neo Yorkina.

Preparando recetas de pastelería de sus abuelos, lograron atraer a gente local a esta pequeña locación que parece todo y nada a la vez. Los muros están cubiertos con objetos encontrados en las calles de Nueva York, sin contar el número de lámparas de Tiffany que no costaban nada caras en aquella época.

Tiempo atrás, antes de ser un lugar conocido, Andy Warhol frecuentaba el pequeño café, donde pudo exponer un gran numero de diseños e imagines que llamo la atención de los editores de Vogue. Andy lo había convertido en su taller, inclusive creo bolsos para Serendipity 3… con la imagen de las famosas sopas Campbell, ¡que se agotaron en menos de una semana!
El café rápidamente se convirtió en un restaurante, un museo, una boutique frecuentada por Grace Kelly, Cary Grant, Jackie Onassis, Marilyn Monroe, Cher, el presidente Clinton entre otras personalidades. Seguramente vieron alguna película que tuvo como set el Serendipity 3.

¿Cómo es el restaurante?

Podrían pasar enfrente sin darse cuenta de su existencia, sin embargo el lugar se identifica con el número de personas que esperan en el exterior.

Al pasar la puerta, llegarán a un pasillo con repisas llenas de objetos un poco extravagantes, donde más personas estarán esperando a disfrutar del lugar.

¡Ya están en el restaurante, que parece ser un bazar! Se pueden apreciar las lámparas Tiffany, un poco más lejos, objetos en el techo, relojes, cuadros, etc…

Vale la pena visitar el primer piso, con sus grandes cuadros y adornos florales.

Es difícil definir este lugar, pensaríamos que es una mezcla de la caverna de Ali Baba, lleno de objetos de Alicia en el País de las Maravillas.

Estuve tan perdida con la decoración, que pase a un lado de Stephen Bruce (uno de los 3 creadores, en el lado izquierdo de la foto). Creo que ni el, ni yo nos dimos cuenta que sale en la foto.

¿Qué se puede comer en el restaurante?

Encontrarán de todo, platillos típicos de la casa, hamburguesas, pescado, pasta, sándwiches.
El negocio de Serendipity 3 inició con cafés y postres, los cuales ¡No les decepcionarán!

No pude probar todo, pero vine por la especialidad; ¡el Frrrozen Hot Chocolate versión menta! Cubierto con una espesa chantilly que no pude terminar.
En cuanto al chocolate… parecería ser un “chocolate caliente frappé”, con un muy buen sabor. También pueden elegirlo con caramelo, mantequilla de maní, o natural.

¿Cuál es la clientela del lugar?

En esta tarde, había un poco de todo, turistas extranjeros y Americanos. No sabría decirles si algunos eran locales.

¿Y el servicio al cliente?

¡Muy bueno! Fui sola, y siempre es mas fácil encontrar mesa para 1 ó 2. Les recomiendo reservar con antelación, sobre todo si van para la hora de la comida o la cena. Sin embargo, si solo van por un café y/o postre, no se puede reservar.

¿Es caro comer en Serendipity 3?

Siento que los precios no exceden la media para NYC, platillos entre los $15- $20 dólares.
El Frrrozen Hot Chocolate que tiene un buen tamaño, ¡me costó $12 dólares! No es tan caro para una receta original y única… Y sí, deliciosa.

¿Dónde se encuentra Serendipity 3?

En Upper East Side, a unos pasos del teleférico de Roosevelt Island. Un lugar perfecto para reposar después de una visita en la pequeña isla.
Dirección: 225 E 60th St, New York, NY 10022.
Sitio Internet: www.serendipity3.com

Conclusión

Pensaba que Serendipity 3 era una trampa para turistas. Y la verdad es que no lo es, al contrario. La decoración es extravagante y harmoniosa a la vez. Me sentí muy bien en este lugar y el Frrrozen Hot Chocolate estaba delicioso. Tendré que regresar ahí para probar otras especialidades.

Caro

Soy Caroline, he vivido y viajado a muchos países, desde España a México, pasando por Bélgica, Argentina... y obviamente Estados Unidos. Pero fue en Burdeos donde encontré a Alex, decidimos juntar nuestra experiencia sobre Nueva York y proponer nuestros mejores planes para que organicen su próximo viaje a la maravillosa ciudad que nunca duerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *